2º Congreso de la Juventud Espiritana Misionera – JEM

Declaração

El amor de Dios, manifestado en el corazón del hombre, genera ideas, actitudes, cambio de vida.

JEM

Picture 1 of 1

Estamos aqui reunidos en el segundo congreso de la Juventud Espiritana Misionera (JEM) de América Latina, en la ciudad de Governador Valadares, Minas Gerais, del 23 al 27 de enero del 2013 cujo tema es: “ Despertar y Liberar” y con el lema “Jóvenes dispuestos a vivir la misión liberadora indicada por Cristo”.

          Somos  representantes venidos de varias comunidades espiritanas: Cabo Frio/RJ, São Paulo: Planalto y Magalot, Brasilia/DF, Minas Gerais: Contagem y Governador Valadares; Santa Cruz De La Sierra/Bolivia. También están presentes misioneros y estudiantes espiritanos de diversos paices: Brasil, Irlanda, Haiti, Portugal, Cabo Verde, Paraguay y Alemania. Contamos con un fuerte apoyo de los laicos espiritanos de Governador Valadares, que nos recibieron con mucho cariño ofreciendonos las infraestructuras necesarias y también de otras personas que contribuyeron a la realización de este congreso.

Vinimos con mucho entuciasmo, experiencias y espectativas con respecto al carisma espiritano que vivenciamos en nuestras parroquias. Estamos sedientos en la busqueda de enrriquecer nuestro conocimiento que nos permitirá mirar más de fondo a nuestra realidad, porque eso nos lleva a comprender mejor cómo caminar con el ardor misionero.

En el ultimo “encontrão” de los espiritanos de la UCAL ( Unión de circunscripciones de America Latina) enero del 2010, elijieron la juventud como prioridad, fue el punto de partida que encendió la llama de la JEM- Movimiento juvenil de la Congregación del Espiritu Santo bajo la protección del inmaculado corazón de Maria, en America Latina. Desde entonces caminamos lado a lado en la tentativa de una mayor aproximación a la espiritualidad y al carisma de los fundadores Claudio Poullart des places y Francisco Libermann.

Muchas fueron las dificultades encontradas desde la implantación de la JEM en las parroquias y en su continuidad, que pudieron ser evidenciadas a lo largo del congreso,  tales como: la acojida de la JEM en el seno de las pastorales ya existentes, la perseverancia de los jóvenes, apoyo e insentivos, entre otros. Dichos obstáculos no fueron motivos de desaliento, sabemos que las dificultades forman parte del caminar, puesto que se trata de un nuevo proyecto que muchos aun desconocen su real identidad. Creemos que, en medio de los espinos, el Espíritu Santo nos capacita para que seamos verdaderos guerreros en la defensa de la solidaridad y de  la caridad, en perseverar en la fé y en el compromiso con os demás y que asi la juventud pueda desarrolar un trabajo misionero y garantizar su continuidad.

Estamos en un proceso de crecimiento, de madurar ideas y motivaciones para que podamos realizar trabajos cada vez más significativos en nuestras comunidades y sociedades. En ese sentido, las actividades realizadas durante este segundo congreso, tienen como objetivo la viviencia de la espiritualidad por medio de la oración, la celebración eucarística, vigilia, asi como la formación al trabajo, facilitando intercambios de experiencias entre los nucleos y la  descubierta de dones y talentos en talleres ( teatro, música, danza, expresión corporal y misión) fueron  momentos que despertaron sentimientos marcantes, sobre todo nos damos cuenta de que la actividad evangelizadora puede ser ralizada de diferentes maneras, valiendonos de los diversos dones dados por Dios.

Esto es importante, ya que como jóvenes misioneros debemos, en primer lugar y a partir de nustra fé, mirar el contexto social y cultural en donde estamos insertos y con

creatividad luchar para solucionar los principales problemas que se reflejan en el aspecto social y religioso de nuestra sociedad.

En la cultura pós-moderna, vemos que, el ser humano tiende a ser más individualista y manifiesta dificultades para asumir compromisos permanentes. Más aun, el joven hoy vive en un contexto social marcado por la violencia, la pobreza, la marginación, desprestigio que se manifiestan en miedos ( desempleo, muerte precoz, entre otros) lo que requiere una actuación efectiva gubernamental y misionera, siendonos un gran desafio. No podemos olvidar también que la juventud de hoy vive en un mundo con grandes avances tecnológicos, a todo momento está conectada a internet, dichos avances pueden ser también utilizados como herramienta en el fortalecimiento de la misión.

Así, inspirados por el Espíritu Santo y a ejemplo de la fidelidad de Maria y la vivencia de nuestros fundadores, descubrimos que no es posible tener una experiencia personal de Dios y quedarnos quietos en nuestro pequeño mundo. Por eso, somos llamados, como JEM, a ir al encuentro de los demás para anunciar, de forma creativa, el Evangelio, dando asi continuidad a la misión de Jesucristo.

Esa voluntad y ese entusiasmo fueron fortificados aun más con los testimonios del hermano Mariano Espinoza Sala, en los campos de refugiados en Tanzania, de la laica espiritana Ana Paula da Silva, en Bolivia; del estudiante espiritano Mario Cabral, en Pokot, kenia; del padre Hugo Ventura, en el Movimiento Jovenes sin Fronteras-Portugal; de la hermana Francisca Duarte Tavares y del padre Aureliano Judicael Ngouambéké en el Brasil. Los elementos marcantes de los testimonios fueron el amor y la dedicación de los misioneros a los pueblos donde realizan su trabajo de evangelización, siendo que por intermedios de las viviencias e intercambios de experiencias ellos también se sienten evangelizados.

Nosotros, de la JEM, salimos de este segundo congreso, animados y dispuestos a responder al llamado de Dios comprometiendonos con el trabajo misionero de forma permanente y no dejar que la llama se apague. No obstante, nesecitamos del apoyo de toda la familia espiritana, consagrados y laicos espiritanos asociados para que juntos luchemos por la defensa de los derechos humanos, la justicia, el amor y la paz, en un solo corazón y una sola alma.

Los delegados del segundo congreso.

This entry was posted in Informações Espiritanas. Bookmark the permalink.